Compra de Automóvil

Mantenimientos que puedes realizar a tu auto

señor arreglando un motor

Para que tu auto se conserve en buen estado debes llevarlo con cierta regularidad al mecánico, sin embargo, existen mantenimientos que puedes realizar tú mismo, si tienes ciertos conocimientos básicos. Por ello, en Autofin, además de ofrecerte el mejor financiamiento automotriz, te contamos cómo mantener el buen desempeño de tu vehículo.

1. Cambiar un neumático desinflado

Para saber cuándo se deben cambiar los neumáticos debes verificar si estos tienen un desgaste irregular o si ha incrementado la profundidad de la banda de rodadura, que es la parte del neumático que entra en contacto con el suelo.

Si consideras que es momento de cambiarlos, primero detente en un lugar seguro, pon el freno de mano y afloja las tuercas antes de levantar el automóvil.

Los neumáticos de repuesto deben colocarse sólo en la parte trasera. Si explotó un neumático delantero, mueve uno de la parte de atrás hacia adelante y coloca el de repuesto.

Monta el repuesto con la válvula de aire hacia afuera y reemplaza las tuercas, presionándolas gradualmente.

2. Cargar la batería de un auto detenido

Si deseas ayudar a un auto que se quedó detenido en la ciudad, primero apaga su motor y, también, el de tu vehículo. Después, toma los cables puente, que son aquellos que tienen un conector en cada punta, e identifica los terminales de la batería.

Luego, conecta las pinzas positivas (rojas) a los terminales positivos. Durante todo el proceso, no permitas que los cables puente entren en contacto.

Conecta una pinza negativa (negra) al terminal negativo de la batería en funcionamiento y la otra a una superficie metálica debajo del capó del automóvil inmovilizado.

Por último, enciende el motor del automóvil en funcionamiento y espera cinco minutos para que se cargue la batería.

3. Comprobar la presión de los neumáticos

La presión incorrecta de los neumáticos puede ser uno de los factores que afectan el manejo de tu automóvil y el rendimiento de la gasolina más de lo que crees. Para evitarlo, verifica la presión del aire recomendada y espera que los neumáticos estén fríos para quitar las tapas de las válvulas de aire.

Usa el manómetro para medir la presión del aire. En caso de que ésta sea muy baja o demasiado alta, usa un compresor de aire para eliminar el excedente, o reduce la presión en el perno de la válvula para remover el aire, y nunca infles en exceso los neumáticos.

4. Cambiar el refrigerante

El refrigerante del motor es el fluido que evita que el automóvil se sobrecaliente. Por ello, debes cambiar el refrigerante aproximadamente cada 40, 2336 Km o cada cinco cambios de aceite, aunque, siempre lo ideal es consultarlo con un especialista.

Afortunadamente, este es un trabajo que puedes hacer por tu cuenta. Para esto, necesitas un compresor de aire, un enchufe, un destornillador 4 en 1 y una llave.

Asegúrate de que el motor esté frío y revisa que el refrigerante esté limpio y los niveles sean los adecuados. Si es así, puedes proceder al cambio.

Sin embargo, si ves óxido en la tapa o si el fluido tiene un color marrón oscuro, es mejor que acudas a un técnico mecánico.

5. Cambiar el aceite

Cambiar el aceite es la acción de mantenimiento del automóvil que la mayoría de personas sabe realizar. Lo recomendable es renovarlo cada tres meses, aunque, en realidad, dependerá de la cantidad de kilómetros que conduzcas.

Para hacerlo, eleva tu automóvil, usando una gata hidráulica, y busca el tapón de drenaje. Luego, coloca un recipiente debajo para recoger el aceite, retira el tapón y drena todo el fluido antiguo. Después, vierte el aceite nuevo en la abertura designada en el motor.

6. Reemplazar el filtro

Mientras esperas que el aceite se drene del automóvil, puedes revisar el filtro de aire. Este ayuda a que el auto funcione de manera eficiente y mejora el sistema de calefacción y aire acondicionado.

Por ello, uno de los consejos para cuidar tu auto es verificar que el filtro esté libre de suciedad y decoloración, en caso de que se encuentre obstruido o sucio, es hora de reemplazarlo.

Para cambiarlo solo debes quitar la tapa que cubre el filtro, desplazarlo hacia afuera y poner el nuevo.

7. Limpiar los terminales de la batería

Los terminales oxidados pueden ejercer presión sobre el sistema de carga y, con el tiempo, tendrás que reemplazar la batería de tu automóvil.

Si estos se encuentran un poco corroídos, puedes limpiarlos con una mezcla de bicarbonato de sodio, agua y un cepillo de alambre.

En cambio, si los terminales no se sujetan firmemente o hay corrosión de color verde en el cable de cobre que ingresa a estos, es hora de reemplazarlos.

8. Reemplazar los fusibles

El fusible es un elemento necesario e imprescindible en cualquier instalación eléctrica. Este dispositivo permite el paso de la corriente eléctrica al resto del circuito. En caso de no estar en perfecto estado, esta se corta automáticamente para evitar que un problema eléctrico cause daños a las piezas más costosas.

Los fusibles gastados en el automóvil pueden causar de todo, desde una falla en la señal de giro o que tu automóvil se niegue a arrancar.

Reemplazarlos es super fácil, sin embargo, ubicar dónde se sitúan puede tomarte algo de tiempo. Por ello, consulta el manual del auto para averiguar dónde está la caja de fusibles y comienza a revisarlos uno por uno. Una vez, los ubiques debes verificar si hay una rotura en estos. Si ese es el caso, solo debes retirarlos y colocar uno nuevo. En caso de resultar muy complejo, lo mejor es recurrir a un técnico mecánico.

Bien, ahora ya sabes cómo darle mantenimiento a tu auto. ¡Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda!

En Autofin te ofrecemos el crédito que necesitas para adquirir el auto o la moto de tus sueños. ¡Si necesitas ayuda para elegir el crédito vehicular ideal para ti ponte en contacto con nosotros!
 

Hector

Hector

Ejecutivo virtual Autofin

Tags: mantenimiento para auto