Compra de Automóvil

Por qué nunca deberías comprar un auto al contado

dos personas intercambiando dinero y las llaves de un auto

Es probable que muchas veces hayas escuchado esta frase “nunca solicites un crédito para comprar un auto”, se trata de un consejo muy común. Sin embargo, asegurar que comprar un auto al contado es la mejor decisión no es una apreciación correcta e incluso, podría generar más problemas de los que te imaginas.

Si ya encontraste el auto de tus sueños pero no sabes si debes solicitar un crédito vehicular o pagarlo al contado, no te preocupes. En Autofin te ayudaremos a resolver esta duda.

Por qué este consejo es tan común

La base del consejo de nunca financiar un auto es que se trata de un activo que se va a depreciar con el tiempo y nunca debes pedir prestado para comprar un bien que irá perdiendo valor.

Pero esto se intercepta con dos puntos fundamentales:

1. La decisión de compra (“¿debería comprar un auto?” y “¿debería comprar este auto a este precio?)” y

2. La decisión de financiación (“¿debo pagar en efectivo?” o “¿debo pedir un préstamo?” y “¿es éste el préstamo correcto?”)

Lo que deberías hacer

Si estás comprando un auto nuevo y tienes una deuda, no pagues en efectivo. Pero asegúrate de obtener el préstamo correcto, al precio correcto.

Por qué es importante

Cualquier especialista en el rubro te podrá decir que ha observado a muchas personas que sufren de estrés por el dinero, y la causa más común de esto es la compra de una casa, departamento o auto mucho más costosa de lo que sus ingresos le permiten cubrir.

Cuando se trata de comprar un auto, hay algunas reglas clave que hay que seguir:

Si conduces menos de 5.000 kilómetros al año, vives en una zona urbana y no lo usarás para ir y venir, es probable que sea mejor optar por un servicio de auto compartido.
Si vas a comprar un auto, adquiere el que tu salario te permitirá pagar. Y nunca gastes más de tres veces tu salario en los viajes diarios que realices.

Adquiere el préstamo correcto

En caso de que decidas comprar un auto nuevo, es probable que te convenga más pedir un préstamo que pagar en efectivo. Pero asegúrate de obtener el préstamo correcto al precio correcto.
El precio que pagues y el tiempo que lo conserves importará mucho más que la forma en que lo pagues.

La razón
Parte de la confusión se debe a que nos han llevado a pensar en un vehículo como un activo. Esto nos lleva a tratarlo como una parte de nuestra riqueza. En la práctica, es mejor pensar en él como un artículo de consumo, se desgasta a medida que lo usamos y en algún momento, puede llegar a perder su utilidad.

Piensa en el precio de compra como si pagaras por adelantado el alquiler de tu auto durante el período en que serás propietario. Así, un préstamo vehicular es simplemente un mecanismo para repartir el costo a lo largo del período en que serás el propietario y evitar ser dueño de la parte que nunca usarás (el período después de que lo vendas).

La depreciación

El mayor costo de poseer un auto es la depreciación (disminución de valor), y cuanto más caro es, mayor es. El primer año es el más caro, aunque se compensa parcialmente por los menores costos de mantenimiento. Los autos nuevos también tienden a ser más seguros y más económicos de manejar. La tasa de depreciación disminuye lentamente hasta que el valor cae después de 10 años.

¿Por qué no comprar un auto al contado?

No querrás pagar por tu auto al contado si ese dinero puede ser mejor invertido

Si también estás intentando comprar una casa, el dinero que habrías pagado en efectivo por un auto, puede ser la diferencia en el pago inicial necesario para comprar una nueva casa. Sé inteligente. El dinero en efectivo es genial pero no siempre es la respuesta.

No podrás generar un historial crediticio

Si necesitas construir un historial crediticio, solicitar un crédito vehicular, incluso por un corto período de tiempo, es una buena manera de hacerles saber a las entidades financieras que eres una persona responsable, que puede cumplir con los pagos de manera puntual.
Si tomas el préstamo por sólo seis meses a un año, los costos de financiamiento son mínimos y los beneficios pueden ser enormes. Podrías pensar que si tienes el dinero para pagar un auto, no importa tu historial crediticio.
Muchas personas tienen la capacidad de reunir el dinero para pagar en efectivo. Sin embargo, el hecho de que puedan hacerlo no significa que deban. Si estás pidiendo dinero prestado a tus padres o hermanos, considera solicitar un crédito en conjunto. Esto evitará que tengan que desembolsar dinero en efectivo y te ayudará a construir un historial en el sistema bancario.


En Autofin te ofrecemos el crédito que necesitas para adquirir el auto o moto de tus sueños. ¡Si necesitas ayuda para elegir el crédito vehicular ideal para ti ponte en contacto con nosotros! 

Camila Cortes

Camila Cortes

Ejecutivo virtual Autofin

Tags: Financiar Compra AutoComprar AutoTips Comprar AutoConsejos Comprar AutoCredito VehicularTips Credito VehicularConsejos Credito Vehicular

¿Qué estás esperando?

Cotiza ahora